Matsigenka

Fotografía de Tui Anandi

El pueblo Matsigenka vive principalmente en los departamentos del Cusco y de Madre de Dios, cerca de las fronteras con Brasil y Bolivia. Su lengua pertenece a la familia lingüística Arawak. En su idioma, Matsigenka significa "seres humanos", es decir, la especie humana en su totalidad. Los datos obtenidos por el Ministerio de Cultura del Perú estiman que hay una población de 5.982 personas, con otras 670 más en aislamiento. Situados en la Reserva de la Biosfera del Manu y sus alrededores, los Matsigenka prosperan en una región de asombrosa biodiversidad.

Durante todo el año practican la pesca y la agricultura. Los cultivos más comunes son la yuca, el plátano, el achiote, el café y el cacao.

La cosmovisión de los Matsigenka está arraigada en el territorio. Para ellos, el universo se compone de 5 mundos; el mundo humano o Kipatsi, los mundos superiores llamados Menkoripatsa e Inkite, y los mundos inferiores llamados Kamavira y Gamaaironi. Mundos que están conectados por el río Urubamba.



NUESTRO TRABAJO CON LA COMUNIDAD

Estamos trabajando con el pueblo Matsigenka desde 2018, construyendo relaciones y sistemas con el fin de desarrollar el comercio de artes tradicionales.

A finales de 2019, celebramos una exposición llamada Kametiri en Qorikancha. Protagonizada por la comunidad de Shipitiari, esta exposición presentaba la cultura Matsigenka a través de su arte. La exhibición, a través de fotografías e instalaciones artísticas, demostró cómo los Matsigenka utilizan el material natural en su vida cotidiana.

Para llevar a cabo nuestro trabajo junto a los Matsigenka, nos asociamos con séPerú, una organización que ayuda a desarrollar y fortalecer el vínculo entre los seres humanos y el ecosistema.

forma de arte

Los Matsigenka son una de las numerosas tribus de la Amazonía peruana que siguen estando culturalmente vivas y que, como desde hace milenios, están conectados con la naturaleza a través de su hogar en la selva. Es gracias a esto que producen numerosos artefactos con materiales de origen local.

CERÁMICA
TEXTILES

Las técnicas utilizadas para los productos textiles Matsigenka están reservadas a las mujeres y se transmiten de una generación a otra dentro de la misma familia.

Su iconografía se teje en diseños geométricos cuyos patrones se componen en función de la historia que se cuenta, utilizando una base de cuatro colores: blanco, crema, marrón y rosa; pigmentos que se extraen de plantas y cortezas de árboles. Sus diseños suelen representar diversos hechos o temas, desde si la persona está casada o soltera, hasta rasgos de su personalidad o gustos individuales. Para los productos pequeños, como las pulseras, se utilizan telares manuales de madera; mientras que para las piezas más grandes, como los cojines o los bolsos, se emplean telares de cintura. Todo el proceso de producción de una cushma adulta, desde la recogida del algodón a la pieza acabada, puede durar hasta dos meses o más. Como tradición, es durante el primer periodo menstrual cuando las niñas deben hilar todo el tejido necesario para su primera cushma.

JOYAS
CESTERÍA

El material utilizado para hacer las cestas consiste de una enredadera llamada tamichi (tapetza en lengua Matsigenka) que se recoge en el "monte", las tierras más altas de la selva tropical. La parte más laboriosa del proceso es la recogida del material y su posterior preparación. En primer lugar, se pela la enredadera para quitarle la capa exterior oscura, luego se divide en diferentes fibras que se utilizan directamente para el tejido de la cesta.

caza
productos naturales
jempo

Los Jempos son un elemento comúnmente utilizado por los Matsigenka para transportar cualquier tipo de objeto o material. Están hechos de una fibra vegetal llamada cetico. El material se obtiene de la corteza del árbol del mismo nombre, el cetico. Esta corteza se ablanda en el agua para extraer de ella las fibras más finas. Posteriormente, las fibras se retuercen para obtener el delgado hilo con el que se tejen los Jempos a mano.

También suelen crear diseños estampados al añadir el color morado, que obtienen al frotar el hilo con hojas de sanipanga.

No se ha encontrado ningún artículo.