Iskonawa

Fotografía: Tui Anandi (Xapiri Ground)

El pueblo Iskonawa forma parte de la familia lingüística Pano. El nombre Iskonawa proviene del término Iscon que significa “ave o Paucar” y Nahua, terminación que utilizan para varios pueblos Pano para referirse a sus vecinos, al “otro” o al “foráneo” (bdpi). El pueblo Iskonawa se encuentra  principalmente en la región del Ucayali, específicamente entre la ciudad de Pucallpa y comunidades indígenas mayoritariamente Shipibo-Konibo, como Chachibai y Calleria, en el distrito de Calleria, así mismo, a lo largo de su historia, los Iskonawas consideran el área alrededor de roebiri conocido como “cerro El cono” del Parque Nacional de la Sierra del Divisor, como parte de su territorio ancestral (Rodriguez, 2020). 

La reserva territorial Iskonawa fue establecida por el gobierno peruano en 1998, con el propósito de salvaguardar a las familias iskonawas que se encuentran en situación de aislamiento y contacto inicial. Aunque no se dispone de una cifra exacta para la población iskonawa en el país, el censo nacional del 2017, registró la autoidentificación de 25 personas como miembros del pueblo Iskonawa.

Los primeros registros etnográficos acerca del pueblo Iskonawas se remontan al siglo XVIII, cuando un misionero franciscano relató su viaje a la misión Sarayacu. En sus escritos, hace mención a un grupo llamados “remos”, que se consideran como los antecesores de los iskonawas y que eventualmente fueron asimilados por el pueblo shipibo-konibo. (matorela,2004).

Los Iskonawa se dedican principalmente a actividades de subsistencia, llevadas a cabo en pequeña escala y destinadas únicamente a satisfacer las necesidades de sus grupos familiares. Entre estas actividades, la caza es una práctica tradicional de gran importancia, siendo una labor exclusivamente masculina que se desarrolla durante todo el año, pero que se intensifica especialmente durante la temporada de crecida de los ríos. Asimismo, la pesca se considera una actividad que no es exclusiva de los hombres, sino que se lleva a cabo de manera colectiva. Por otro lado, la agricultura y la recolección son tareas principalmente desempeñadas por las mujeres (AIDESEP 1995).

Otras de las actividades económicas relativamente recientes,  es la venta de artesanía a través de la asociación de mujeres artesanas  “pawi awin”. Esto no solo contribuye al aporte económico a sus familias, sino que también fortalece la identidad y el conocimiento iskonawa a través de las creaciones elaboradas en sus telares.<br>

NUESTRO TRABAJO CON LA COMUNIDAD

El equipo de Xapiri Ground, viene trabajando con la Asociación de Mujeres Artesanas Iskonawas “Pari Awin” que se encuentra en la comunidad de Callería. Dentro de la Asociación, se encuentran algunas de las artesanas que conforman el grupo de artistas como Neyra Pérez, Edelvina Cumapa, Besti Campos, Dalia Guimaraes y Florinda Castro, quienes desempeñan un papel fundamental en la preservación y memoria de los diseños Iskonawas y en la continuidad de su expresión artística ancestral.<br>

La comunidad de Callería está situada en el distrito del mismo nombre, entre los ríos Utuquinia y Abujao, en la provincia de coronel portillo, región Ucayali. Se estima que los Iskonawas migraron a esta área alrededor del año 1959. En esta ubicación, comparten territorio con el Pueblo Shipibo-Konibo.

Desde el año 2020, Xapiri Ground ha estado colaborando con el pueblo Iskonawa con el objetivo de establecer una relación de comercio justo a largo plazo. Esto permitirá que las artesanas continúen desarrollando su arte tradicional y transmitiéndola a las generaciones futuras. Este esfuerzo en conjunto con el pueblo iskonawa se ha hecho posible gracias a la coordinación y colaboración de la antropóloga Carolina Rodriguez Alzza.

El arte iskonawa está en un proceso de rescatar la memoria de los trazos, las técnicas de diseños, incorporando otros elementos que se encuentran en las ciudades. Suscribiendo a la antropóloga Carolina Rodríguez Alzza, refiere que:” Los iskonawas son conocedores de diferentes técnicas con las cuales elaboran una serie de artefactos que hoy en día conviven con los objetos industriales que consiguen en las ciudades” (Rodriguez, 2020).<br>

FUENTES BIBLIOGRÁFICAS:

Baique-Aguirre, N., Reátegui-Del Águila, K., & Cieza-Delgado, A. (2021). Iskonawa, una cultura en peligro de extinción. Santiago, 113-123.

Brabec de Mori, B., & Pérez, C. J. (2017). Los Iskobakebo. ResearchGate, 1-16.

Cornejo, S. C. (2020). El rewinki de los Iskonawa: Sus memorias y sus cantos. Lima: PUCP. TESIS DE LICENCIATURA.

Mazzotti, J., Zariquiey, R., & Rodríguez, A. C. (2018, Boston). Tradición oral iskonawa. Revista de Crítica Literaria Latinoamericana , 12-192.

Ochavano, R. F., Rodriguez, c. T., Perez, R. G., Campos, R. G., Rodriguez, C. R., & Ochavano, R. W. (2021, Pucallpa). Revalorización de la medicina ancestral del pueblo Iskonawa. Fondos de apoyo, MINCUL, 3-23.

Rodríguez, A. C. (2020). Los diseños de nuestra memoria. Lima: PUCP.

NOTAS DE CAMPO: Terreno de Xapiri

ENTREVISTAS PERSONALES: Terreno de Xapiri

forma de arte

Diseños Iskonawa se destaca por sus patrones en forma de zigzag, que en su lengua se conocen como "kere kere". Aunque los ancianos explican que estos diseños no tienen significados particularmente asignados, reflejan una conexión con la naturaleza, como la piel de la serpiente o la cumbre de una colina.

CERÁMICA
TEXTILES


JOYAS
CESTERÍA
caza
productos naturales
jempo
No se ha encontrado ningún artículo.