Pueblo

Los Matsés viven tradicionalmente en grandes casas comunales o malocas de forma hexagonal con un cuerpo rectangular formado por dos lados opuestos más largos.

El techo de paja cubre toda la estructura, salvo dos aberturas de 1,25 metros de altura. Estas "puertas" están situadas en la parte delantera y trasera de la maloca, en los extremos opuestos de un pasillo central que divide la casa en dos partes. En 1976, las malocas más grandes observadas en Perú tenían hasta 35 metros de longitud y 10 metros de altura, y albergaban a 100 personas.

En la actualidad, la inmensa mayoría de las casas de los matsés contemporáneos se han construido al estilo mestizo regional no indígena, grandes y frescas casas sobre pilotes hechas con listones de palma cebada y techadas con hojas de palma. Los matsés nunca construyen sus casas en zonas inundables, por lo que los zancos no les sirven para protegerse del agua. Este estilo de casa se desarrolló al copiar la estructura de los mestizos que habitan en la llanura inundable, El atractivo para los Matsés es que este estilo de casa les permite no tener suelo de tierra.

Antes del contacto con el mundo exterior hace 50 años, todos los Matsés vivían en las malocas tradicionales, hoy en día la vivienda de estilo mestizo es la norma. Para construir una maloca sólo los ancianos que quedan tienen los conocimientos para hacerlo, lo que demuestra cómo este arte ancestral, antaño fundamental, está a punto de caer en el olvido.

POR LA NOCHE

Al anochecer en tierra matsés y como en la mayor parte de la Amazonia, la actividad se detiene y las familias se congregan en casa para compartir la comida y la conservación. En los pueblos Matsés de hoy, y como hace 50 años antes del contacto occidental, las antorchas "shupiwii" parpadean en los hogares llenos de humo mientras las familias se instalan para pasar la noche. Las shupiwii son antorchas tradicionales hechas con resina de copal que, envueltas en hojas de palma, duran varios días y aún hoy se utilizan mucho para iluminar las casas por la noche.

PETS

Siempre hay muchos animales de compañía en los pueblos, huérfanos de animales cazados que los niños Matsés acogen alegremente bajo su cuidado. Los perezosos, los monos y los pájaros son los más comunes, pero también se adoptan muchos otros animales.