Cerámica

La cerámica en los Matsés es una práctica puramente femenina y una pieza vital de la memoria ancestral, aunque ahora solamente practicada por un puñado de mujeres Matsés a través de su territorio. Nuestra visión es asegurar que esta técnica ancestral no se pierda transmitiendo el proceso de la cerámica a los Matsés más jóvenes.

En 2018 seguimos a Ana Bunu en un paseo de 30 minutos en canoa fuera del pueblo en busca de la arcilla y la corteza adecuadas que se necesitan para hacer la cerámica. Se recoge un tipo particular de arcilla blanquecina del lecho o la orilla de un pequeño arroyo, y se pelan tiras de corteza de un árbol llamado "mui" por los Matses y "aparachama" en español local (Licania spp. Familia Chrysobalanaceae). Estos materiales se envuelven en lo que a nosotros nos gusta llamar una "mochila de la selva", que se fabrica sobre el terreno trenzando hojas de palmera y atando una cuerda para el vientre hecha con la corteza de otro árbol.

De vuelta a la aldea, se quema la corteza de "mui" y se tamiza la ceniza plateada hasta obtener un polvo fino que se mezcla con la arcilla. El método de mezclar la corteza sirve para que la cerámica sea más resistente, ya que sin ella se rompería con facilidad. Una vez mezclada la arcilla y la ceniza, se enrolla y se construye con la técnica tradicional de bobinado, mientras la cerámica va tomando forma.

A continuación, se da forma a la cerámica con la concha de una almeja de agua dulce y luego se alisa el exterior con la semilla en forma de moneda de una liana (Mucuna sp., familia Leguminosae), que los matsés llaman "pupu ëshë", literalmente "ojo de búho". A continuación, se seca al sol durante unas horas antes de ponerlo al fuego para que cuaje.

LA PRÓXIMA GENERACIÓN

Sólo queda un puñado de ceramistas en el territorio Matsés. Con el tiempo y a través del comercio justo que estamos desarrollando, la visión es ver a las más jóvenes aprendiendo las técnicas. La fabricación de cerámica es una práctica puramente femenina y una pieza vital de la memoria ancestral que debe transmitirse a las nuevas generaciones.